Turquía, Arabia Saudí y la encrucijada siria

Aquellos que empezamos en el periodismo cuando los ordenadores eran aún un trebejo insólito, conservamos un arcaico archivo de viejas hojas de papel de periódico amarillento -proverbial y magnífico es que el guarda el maestro Tomás Alcoverro en su acogedora casa de Beirut. Cuando razones tan prosaicas como una capa de polvo que indigna a nuestras parejas, la falta de espacio o una mudanza no deseada nos compelen a revisarlo, el azar -o el destino- suelen depararnos gratas sorpresas. Revolviendo esta semana en el mío, hallé un largo análisis de Robert Fisk sobre el futuro de Oriente Medio, publicado por el suplemento del domingo de el diario español El País el 17 de octubre de 1999. albion gold Titulado “Los nuevos líderes árabes”, teorizaba sobre como las repúblicas árabes -Egipto, Siria, Libia, Irak- estaban abocadas a la sucesión dinástica, con el beneplácito cómplice de Occidente. nike air force 1 mid hombre La atmósfera de la región en aquellos días finiseculares contribuía a sustentar la teoría, ahora fallida. En 1999, tres históricos reyes habían cruzado la laguna Estigia y cedido el cetro a sus vástagos. nike air max pas cher En Marruecos, Hasan II había dejado el trono atado a los pies de su primogénito, coronado como Mohamad VI. Otro tanto había ocurrido en Jordania, donde el pro occidental Husein había sido sucedido por su atildado hijo Abdula II y su moderna nuera Rania. Mientras que en la pequeña isla de Bahrein, Hamad Bin Isa al-Jalifa reemplazaba sin contratiempos a su fallecido padre, el emir Isa bin Salman al-Jalifa. nike shoes uk cheap uggs for sale Sostenido en el axioma “el mundo árabe puede haber aceptado el mundo moderno (…) y la idea de paz en Oriente Próximo. Air Jordan 6 Retro Pero la familia es la que manda”, el aplaudido corresponsal británico aventuraba que otros cuatro retoños -casi todos de muy mala reputación- sustituirían a sus ancianos progenitores cuando estos fallecieran, pese a que habían crecido en sistemas republicanos, algunos con aparente ropaje de democracia. En Irak, sería Udai Husein; en Egipto, Alaa Mubarak; en Libia, Al-Saadi al-Gaddafi; y en Siria, Bachar al-Asad, escribía. “Pero la verdad -argumentaba Fisk- es que lo que queremos en Occidente es que esos países se gobiernen por sucesión. Al fin y al cabo ¿no fueron el Reino Unido y Francia los responsables de la creación de casi todas esas naciones? (…) Y les colocamos unos cuantos reyes. Apoyamos a Faruk en Egipto, a Idris en Libia, a Abdalá en Jordania y a Feisal en Irak. Y cuando los pueblos árabes se cansaron de sus reyes, les dimos generales para reemplazarlos. No es casualidad que el coronel Nasser, el general Sadam Husein, el general de las Fuerzas Aéreas Mubarak y el coronel Gaddafi haya llevado siempre uniformes idénticos -salvo por las águilas de gobierno en las gorras- a los del ejército británico. buy albion gold Y les estuvimos apoyando (…) Por supuesto, cuando nuestros hombres se rebelan, los bombardeamos. Air Max 2017 Dames wit Cuando Nasser nacionalizó el canal de Suez, Francia y el Reino Unido se pusieron de acuerdo con Israel para librar una guerra con Egipto. Cuando Gaddafi decidió hacer estallar un avión de pasajeros, le bombardeamos (y le matamos a una hija adoptiva). Cuando Sadam invadió el país que no debía (Kuwait), también se le bombardeó. Yeezy Boost 750 Pero después, perdonamos a nuestros presidentes”. Y Fisk concluía: “El único resultado que no queremos ver en el mundo árabe es, desde luego, una verdadera democracia. Lo último que desean Washington y Europa es una serie de estados árabes que se nieguen a obedecer nuestra política. Por eso preferimos en Oriente Próximo la estabilidad a la democracia, hombres capaces de controlar a su pueblo por encima de los derechos humanos y la libertad de expresión. nike italia Y estamos más que satisfechos de permitir que los hijos, los primos y hermanos de los reyes y presidentes sucedan a sus mayores: incluso les ayudamos a esa sucesión si es necesario…”. Trece años después, solo uno de aquellos delfines ha alcanzado el poder. Udai fue asesinado a balazos, junto a su hermano menor Qusai, tras la orgía de sangre y venganza que se desató en Irak una vez que su padre fue derrocado en 2003 por las tropas anglo-estadounidenses. adidas y3 sale A Alaa Mubarak, sus sucios negocios y su vida disipada le apartaron pronto del camino de la presidencia. Su padre prefirió a su hijo menor, Gamal, en apariencia más culto y moderado. Nike Air Max bw Baskets cheap adidas Sin embargo, ni el Ejército ni el pueblo le dieron nunca opción. El alzamiento popular de enero de este año ha llevado a toda la familia a la cárcel. adidas neo daily team męskie nike air max dame En Libia, es Saif al-Islam, otro de los nueve hijos de Gaddafi, quien parece haber asumido las riendas junto a su rebelde padre para hacer frente a la equivocada y costosa -en tiempo de crisis- guerra emprendida por EEUU y la OTAN. Solo Bachar al-Asad mantiene a duras penas el poder en Siria, zarandeado por la misma oleada de frustración popular que ha acabado con los sueños dinásticos de los Mubarak en Egipto y ha diseñado un nuevo tablero político en Oriente Medio. En esta atmósfera de cambio histórico en la zona, el discurso pronunciado este lunes por el presidente sirio suena a canto del cisne de un régimen exhausto, víctima de sus errores, sus egos incontrolados y sus rencillas familiares. Cuando hace dos meses la mecha de las protestas populares en Egipto y Túnez prendió ligeramente en Damasco, pocos se aventuraron a pronosticar la caída de sistema que parecía sólido. adidas ultra boost cheap albion gold Asido a una coherente política externa, cimentada en un nacionalismo orgulloso y beligerante, y un férreo sistema de seguridad, el mandatario había conseguido en los últimos años trocar ciertos resortes del envenenado régimen que heredó de su padre, y recluir en un rincón a algunos de los anquilosados y avariciosos dinosaurios que rodearon al viejo León de Damasco, reticentes a desprenderse de un entramado del que se lucraban desde hacía años. Las reformas económicas -aunque débiles y lentas- habían introducido un pequeño halo de esperanza en el país y comenzado a dibujar los pilares que harían olvidar treinta años de crudo socialismo. La principal crítica al mandatario era la lentitud y lasitud de las transformaciones y su falta de valentía para suprimir abusos, vicios y personajes y lazos del pasado. cheap albion gold nike air max 2016 blauw Esas eran también las reivindicaciones principales de aquellos que salieron a las calles de la capital a mediados de marzo; valentía, velocidad y determinación en el proceso de reforma. New Balance Outlet UK albion silver Nerviosa quizá por lo sucedido en Egipto, la familia Al-Asad/Makhloufs cometió entonces el primero de una larga sucesión de errores en cadena que le han colocado al borde de la sima. Maglia LeBron James La extrema violencia empleada en la represión despertó en la población los fantasmas del pasado, aventó sus miedos, espoleó su determinación y cohesionó las distintas ambiciones de la oposición. oakley half jacket 2.0 Las historias de mujeres niños torturados, los asesinatos a sangre fría subidos a la red, terminaron por alejar al pueblo del presidente, quien se quedó solo, rodeado únicamente por una familia ambiciosa y despiadada, y protegido (o ¿sometido?) por la Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite en manos de su cruel hermano Maher al-Asad, señalado como el ejecutor de la brutal represión. new balance homme 574 pas cher A Maher los expertos también le atribuyen la responsabilidad del segundo error grave del régimen, que con su decisión de arrasar la aldea fronteriza de Jisr al-Shughour le hizo perder el único aliado fiable frente a Occidente que le restaba en la región: Turquía. fjallraven kanken sale uk adidas ultra boost uncaged męskie Los lazos entre ambos países, históricamente complejos, habían dado un vuelco espectacular en el arranque del siglo XXI, coincidiendo con la llegada al poder del joven al Asad y el inicio de la política de “fronteras tranquilas” emprendida por el islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del primer ministro turco Recep Tayeb Erdogan. air jordan 18 Atrás quedaron los oscuros tiempos en los que Ankara había llegado incluso a amenazar con desatar hostilidades si el régimen sirio no ponía fin a la actividad en su territorio nacional del independentista Partido de los Trabajadores del Kurdistán, liderado por Abdalah Ocälan. Las fronteras se abrieron al comercio y Turquía devino en el principal socio político y económico de Siria, aparte de Irán. adidas y3 sale La cooperación estatal arraigó y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmat Davutoglu, comenzó a ser visitante frecuente en Damasco. Firme en sus aspiraciones de convertir a Turquía en una potencia regional, y temeroso de una revuelta de negativas consecuencias en su frontera de sur, Erdogan despachó al propio Dovatuglu y al jefe de los servicios secretos a Damasco nada más estallar las protestas para tratar de convencer a Al-Asad de la necesidad de acelerar las reformas y evitar así una espiral de sangre y violencia. Incluso le instó a que se desprendiera de su hermano, Maher, al que tildó de “salvaje”. Desde entonces, y hasta los cruentos sucesos de Jisr al-Shughour, Ankara trabajó entre bambalinas -y con el apoyo tácito de Estados Unidos- para hallar una solución rápida e indolora. Teddy Bridgewater College Jerseys Sin embargo, el asalto a fuego de la citada población y la salida de miles de refugiados, muchos de ellos llegados con historias de horror que han salpicado la prensa turca, han sumado presión a Erdogan, que se ha visto impelido a cambiar el discurso. asics gel lyte En lontananza se atisban escasas soluciones. cheap albion silver Para aquellos que permanecen en las calles no hay vuelta atrás. Aventado el temor a una guerra civil, ahora exigen la purga definitiva del régimen y están determinados a lograrlo: en uno de sus últimos comunicados, los denominados comités de coordinación han exigido la inmediata dimisión del presidente y la creación de un consejo de transición formado por civiles y militares que pilote un acelerado tránsito a la democracia plena. nike tn requin Su objetivo, aseguran, es que “×em×la nueva Siria sea una república y un estado civil que pertenezca a todo el pueblo, y que no sea el coto privado de familia, individuo o partido alguno×/em×”. Un país de igualdades “que no se herede de padres a hijos”. Analistas y escritores como Robin Yassin-Kassab, autor del reconocido libro “The road from Damascus” sugieren la posibilidad de una intervención militar turca en la castigada franja norte, que daría un espacio de libertad y maniobra a la oposición similar a la que los rebeldes libios disfrutan en Bengazi. Sin embargo, parece poco probable que Ankara se embarre en una operación de riesgo descontrolado. En opinión de analistas turcos, Erdogan ha llegado a la conclusión de que el régimen sirio se tambalea, y con él los lazos comerciales entre los dos países; por ello ha decidido abandonar la línea de contención y dar un paso adelante que garantice a su país un papel relevante en el futuro sirio y le permita recomponer los réditos comerciales. Consciente que las revueltas en la zona favorecen su estatus de potencia regional, el primer ministro turco juega desde hace unas semana sus bazas en la arena internacional para asegurarse influencia en una eventual Siria sin la familia Al-Asad, al mismo nivel que Washington, Londres, Moscú, París o Pekín. buy albion gold Nike Air Max 2017 Heren zwart Una estrategia que también agrada en la Casa Blanca, que mantiene una estrecha colaboración con Ankara en la búsqueda de alternativas. air jordan fly 23 La Administración estadounidense parece entender que por posición geográfica, cultura, religión y vínculos históricos, Turquía es su mejor amigo en la zona, mientras que el Gobierno turco se ha dado cuenta de que es un problema demasiado complicado como para lidiarlo solo. El objetivo sería promover un régimen moderadamente islámico y parcialmente democrático, inscrito en el liberalismo social y económico, que ceda en conflictos regionales como la reclamación de los altos del Golán y la defensa de Palestina, y rompa con Teherán. air jordan 28 Quién sería su cabeza visible es una incógnita aún por despejar. new balance 247 Analistas turcos sugieren que al primer ministro le seduce la idea de un gobierno liderado por una rama moderada de los Hermanos Musulmanes, que emprendiera una programa similar a su alabada democracia-islámica. new balance 410 Existe otra duda más, igualmente crucial: ¿Qué ocurrirá con Irán, aliado incondicional de Damasco y estado con el que Turquía también tiene unas importantes y estratégicas relaciones comerciales y políticas? El periodista turco Nihat Ali Özcan recordaba esta semana en el diario Hurriyet que tras la invasión estadounidense de Irak, Oriente Medio se polarizó en dos bloque antagónicos: uno formado por los estados suníes -Egipto, Pakistán, Arabia Saudí- y por otro el eje chií, liderado por Irán e integrado por Siria, Irak, con el grupo chiíta libanés Hizbulá como principal apoyo. Situada en dos aguas, Turquía optó por buscar un equilibrio que le permitiera tener buenas -y rentables- relaciones con ambos. “La llegada al poder de unos democratizados Hermanos Musulmanes con el apoyo mediático y psicológico de Occidente podría significas que Siria dejara definitivamente de pertenecer al bloque chií. Perder un aliado como Siria haría que Irán perdiera una importante espacio geopolítico (…) Ante estas circunstancias, Turquía debería abandonar la política de equilibrio y asumir su papel como nuevo miembro del bloque suní. buy albion silver No sería una sorpresa que la relación entre Turquía e Irán adquiera una nueva forma en el futuro”, afirma. nike air max thea Con menos probabilidades éxito -a priori- se presenta la denominada “opción saudí”. nike air max 1 pas cher Apoyada en su aparente calma interna y su inmenso poder petrolero, Riad también aspira a salir reforzada de la crisis como potencia en la zona. Implicada desde hace años en una guerra fría con Irán, uno de cuyos campos de batalla es el Líbano, Arabia Saudí podría comprar con sus petrodólares a la vasta casta comerciante suní, como ya ha hecho en Beirut. Y con el mismo arma y su islamismo retrógrado, tratar de ganar también la confianza de los Hermanos Musulmanes sirios más conservadores. chaussures nike pas cher En su contra juegan las excelentes relaciones que la familia real saudí mantiene con un viejo dragón del régimen, que cultiva sus ambiciones y sed de venganza en un exilio dorado en Londres: Rifat al-Asad, hermano del fallecido León de Damasco y tío de Bachar. Conocido como el carnicero de Hama -por su papel en la represión y asesinato de miles de opositores al régimen en esta población en 1982, en su mayoría seguidores de la Hermandad- fue vicepresidente del país hasta finales de los noventa, y aún alberga la ambición de gobernar el país. Aunque en las última semanas ha moderado su discurso y hecho guiños a la comunidad internacional, tiene mínimas opciones.

Mercado persa

Ufano y en apariencia tranquilo, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, convocó la semana pasada a los escasos periodistas extranjeros que quedamos en Irán para hacer balance en el ecuador de su segunda legislatura. Asido a su proverbial optimismo, el mandatario empleó los primeros cinco minutos en desgranar una serie de cifras que envolvieron en una aura de éxito su controvertida política de reforma económica, criticada sin embargo por todo el arco de la ecléctica oposición. Según el mandatario, sus medidas lograrán este año crear más de dos millones y medio de puestos de trabajo, han mantenido la inflación estable a pesar del alza de los precios por el fin de los subsidios, y han espoleado la industria, pese al espectacular incremento de gastos como la electricidad y la gasolina. nike air max 90 femme Maglia Larry Bird nike air force 1 low hombre Un prodigio de gestión para un proyecto con el que dice que pretende colocar a Irán a la cabeza de los países del mundo, sanciones internacionales aparte. Las cifras y el esplendoroso panorama recreado por Ahmadineyad colisiona con la opinión de analistas independientes, tanto iraníes como extranjeros, y con la realidad en la calle, donde se percibe un evidente deterioro del poder adquisitivo de la población. cheap nike trainers uk Artículos como el pan han duplicado sus precio en los últimos meses y el de la gasolina se ha multiplicado por siete desde que el pasado noviembre entrara en vigor el contestado plan para la supresión de los tradicionales subsidios, sin que los salarios hayan subido en la misma proporción. Diversas empresas se han visto obligadas a interrumpir su actividad y numerosas tiendas a cerrar sus puertas en diferentes centros comerciales de la capital, incapaces de hacer frente a la subida de los gastos comunitarios. Igualmente ocurre en muchos edificios, donde los vecinos se niegan a pagar los recibos de la luz y el gas. “Numerosas piscinas quedarán vacías este año debido al alto coste de mantenerlas”, explica una conocida agente inmobiliaria que por cuestiones de seguridad declina ser identificada. buy albion gold Ante la escasez de cifras económicas oficiales, resulta complicado hacer un análisis preciso de la situación del país. Los expertos admiten que la reforma ha logrado aspectos positivos, como un consumo más racional en un pueblo acostumbrado al despilfarro. Fjallraven Kanken Mini

Los subsidios fueron implantados tras la revolución de 1979, una vez que el inspirador y fundador de la República Islámica, ayatolá Rujolá Jomeini, declaró que las riquezas nacionales pertenecían al pueblo. Aunque otros responsables ya habían advertido años atrás que este sistema subsidiado era insostenible, es cierto que ninguno se atrevió a acometer una transformación tan impopular. basket nike tn soldes buy albion gold Solo Ahmadineyad ha asumido un riesgo que se antojaba necesario. “El problema es que no se dan las condiciones necesarias ni tiene el equipo para ello”, explica un profesor iraní que tampoco desea ser identificado. Las sanciones internacionales, aunque no han desabastecido los mercados, sí han encarecido sus estanterías. oakley holbrook El régimen debe gastar más dinero para mantener el clima de normalidad, y a los empresarios la importación de productos les resulta cada vez más compleja y onerosa. “El dinero no fluye, está estancado. Muchos han parado porque no pueden o porque esperan tiempos mejores”, explica con preocupación un tratante de alfombras en el Gran Bazar de Teherán.

  • NMD
  • Además, la industria petrolera, verdadero sustento del régimen, atraviesa por una difícil coyuntura. Aunque el precio del crudo se ha disparado con la crisis mundial, lo obsoleto de muchas de las infraestructuras petroleras y gasísticas iraníes hace que el proceso de extracción perjudique la rentabilidad, al tiempo que el desarrollo y la financiación de nuevos proyectos afronta obstáculos, explica un alto ejecutivo de una compañía asiática. Las grandes multinacionales del sector han plegado velas debido a la presión estadounidense, y dejado el campo libre para empresas de China, la India y el sudeste asiático. Algunas decisiones adoptadas en los últimos meses parecen sostener este análisis. La inflación, que el Gobierno sitúa en torno al 14 por ciento, ha comenzado a afectar al rial, que el Ejecutivo trata con mucho esfuerzo de mantener parejo al dólar. En estas circunstancias, el Banco Central iraní redujo en un diez por ciento, la semana pasada y sin previo aviso, la tasa de cambio con la divisa norteamericana. adidas hambourg pas cher Nike Seattle Seahawks jerseys Una depreciación que ha acercado su valor al que los iraníes pagan por la compra de dólares, salvavidas de los inversores y ahorradores locales en tiempos de crisis. buy albion silver Analistas económicos han apuntado que con ello el Ejecutivo, intenta, igualmente, equilibrar un supuesto desajuste entre los ingresos y los gastos del Estado. Junto a la ambiciosa reforma económica, Ahmadineyad ha emprendido, de la misma forma, una agenda de cambio político. chaussure tn pour homme nike air max 2017 pas cher Silenciada y reprimida tras los barrotes la oposición laica y reformista, el mandatario se ha enzarzado en un pulso con el Parlamento en busca de ampliar sus prerrogativas y escapar al control de la Cámara. La primera colisión se produjo a causa del citado plan de supresión de los subsidios, que Ahmadineyad ha sustituido por unas ayudas directas y en efectivo a la población que no han servido de momento para compensar el alza de los precios. goedkoop nike air max 2016 albion silver Tras meses de tira y afloja, la Asamblea aprobó el programa, pero sólo una vez que intervino el líder supremo, ayatolá Alí Jameneí, que tiene la última palabra en todos los asuntos de Estado. El Parlamento, liderado por Alí Lariyaní, antiguo jefe nuclear y hombre cercano a Jameneí, también ha puesto pegas a la iniciativa del presidente de fusionar varios ministerios y reducir así el número de carteras. En este terreno, Ahmadineyad ha sufrido una importante derrota: primero, ha sido obligado a renunciar al puesto de ministro interino de Petróleo, que se había auto adjudicado; después, el poderoso Consejo de Guardianes, segundo órgano de poder, ha calificado de ilegal su pretensión de unificar en una otras tres carteras. En este enrarecido ambiente, las alarmas sobre la profundidad de la división que el régimen niega se dispararon el pasado 17 de abril, a causa de la supuesta dimisión del ministro de Inteligencia, Haydar Moslehí, quien al parecer mantiene una conflictiva relación con el jefe de la oficina presidencial y familia del mandatario, Rahim Esfandiar Mashaí. new balance women adidas superstar dziecięce Apenas dos horas después de que su renuncia fuera anunciada por la prensa estatal, el propio Jameneí ordenó que el único clérigo que queda en el Ejecutivo fuera recolocado en su puesto. Durante los siguientes nueve días, Ahmadineyad desapareció de la escena política y de la arena pública, que tanto le gusta cultivar. Evitó presidir dos consejos de ministros y no atendió a una serie de actos oficiales, en una actitud que la prensa local entendió como un boicot. albion gold Según la página web opositora Ayandé, la disputa se resolvió después de que el líder amenazara al presidente, información que ha sido negada por personas próximas al mandatario. Analistas en la región coinciden en apuntar que el incidente ha minado las relaciones entre Ahmadineyad y el guía supremo, quien en 2009 apoyó sin fisuras su reelección pese a las protestas populares y las insistentes denuncias de fraude por parte de la oposición considerada reformista. Julio Jones Alabama Football Jerseys En el centro de la polémica se halla, igualmente, el citado Mashaí, a quien conservadores laicos y religiosos acusan de ser demasiado liberal y nacionalista. cheap albion gold Algunos, incluso, han llegado a insinuar que personas cercanas a él han hechizado al presidente, que necesita ser exorcizado.

  • Canotte Michael Jordan
  • Semanas atrás, la prensa estatal informó de la detención de varios hombres acusados de hechicería. Pese a las críticas, los embates y la pérdida paulatina de popularidad, Ahmadineyad parece firme en su propósito de llevar a cabo la que considera mayor reforma de Irán.

  • ADIDAS ULTRA BOOST 2017
  • “El trabajo es inmenso, el objetivo es cambiar los hábitos, cambiar la forma en la que la población mira a la economía”, aseguró el mandatario durante la rueda de prensa. new balance shoes cheap albion gold “Es un proceso irreversible. Hay enemigos, son pocos pero existe mucha animadversión. Scarpe Nike Store Hace tiempo que se debía haber hecho, pero tenían miedo a las consecuencias. Clayton Kershaw Authentic Jersey Pensaban solo en votos”, agregó Ahmadineyad, que arremetió con dureza contra la gestión de sus predecesores. “Lo que siempre he dicho es que no apruebo las ideas de mis antecesores, y sus críticas no me afectan. asics gold Sigo mi camino, ya que cuento con el voto y la bendición del pueblo. asics gel kinsei uomo No estoy de acuerdo con la forma en la que se ha gestionado la política de este país, y mis políticas suponen un giro de 180 grados”, apostilló. A su vera, mantiene firme el apoyo rural y provincial, además del respaldo de los mandos medios de la Guardia Revolucinaria, bastión ideológico del régimen, que según la prensa opositora se lucran de su programa de privatizaciones, y de grupos Basij. cheap albion silver Nike Air Huarache Dame Enfrente, sectores laicos conservadores, altos mandos del citado cuerpo de elite fundado por Jameneí y los clérigos de mayor jerarquía miran con suspicacia sus ambiciones, que en opinión de algunos amenazan los pilares del sistema teocrático. adidas ultra boost hombre Varios miembros de la casta clerical, temerosos de perder sus prerrogativas, le han advertido públicamente de que no debe sobreestimar su poder. Otros le han recordado el destino del otro presidente laico, Abul Hasan Bani Sadr, a quien en 1980 Jomeini obligó a dimitir. Ladino en los entresijos de la política, Ahmadineyad ha respondido a quienes le piden que se defienda con una frase enigmática: “el silencio genera unidad”. Sabe que en los próximos meses le esperan varias pruebas. Nike Pas Cher En marzo del 2012, el país celebra elecciones al Parlamento, institución a la que ha combatido en los últimos meses, y que es uno de los cimientos en los que se asienta la República Islámica. Una cámara a su favor facilitaría su camino de reformas. Una combativa, como la actual, podría agitar aún más sus dos últimos años de mandato. “La clave está en la apuesta económica. asics uk Si la economía mejora, se allanará el resto de la senda”, concluye un diplomático europeo que tampoco quiere ser identificado.