¿Diálogo?… Se necesitan valientes

Confundido y en parte decepcionado, Ahmad H. S. nike air max pas cher confiesa que no entiende su país. cheap albion gold

  • Nike Roshe Run Dames
  • En enero de 2011 salió con un grupo de amigos a la plaza de Tahrir, henchido de esperanza, impelido por un sentimiento de poder que ahora siente diluido. albion silver Jordan Reed Redskins Jerseys Casi tres años después de que jóvenes anónimos como él asombraran al mundo con una movilización inopinada, observa que el dictador cayó pero que la transformación que tanto ansiaban aún ni siquiera se atisba. cheap albion silver Pese a ciertos avances, el poder efectivo sigue bajo el puño represor, inquisidor y expoliador de la casta militar que una vez dirigió el propio Hosni Mubarak, y en las cloacas del llamado “estado profundo” todavía pululan aquellos que prosperaron a la vera de una satrapía derrocada, pero que parece no destruida. solde adidas chaussures La oposición liberal -heterogénea, quebrada y aún débil-, mantiene su errático devenir, apenas influyente, y los movimientos islamistas -en particular los Hermanos Musulmanes- se aferran a los mismos principios del ayer que generan la desconfianza del resto de las fuerzas nacionales y hacen su alternativa, a día de hoy, inviable. buy albion gold nike tn noir femme “Es duro, pero quizá debamos admitir que hemos perdido la revolución”, concluye Ahmad. Sentado en una terraza del madrileño barrio de las Letras, donde pasa unos días de asueto mientras visita a familiares y amigos, subraya, no obstante, que aún hay tiempo de recuperar ese espíritu de cambio que le llevó a tomar el centro de El Cairo junto a decenas de miles de sus compatriotas. “Todos necesitamos terapia, auscultarnos y preguntarnos que ha fallado… Derrick Henry Jerseys nike air max 1 pas cher y luego pensar si volveremos a ser valientes”, apostilla.

    En apenas dos años y medio, Egipto ha sido testigo de un levantamiento popular contra Mubarak; una primera transición fallida, tutelada y secuestrada por los sempiternos militares y desperdiciada por la oposición, en especial por los Hermanos Musulmanes, que no han sabido entender que la democracia significa pluralismo, respeto, diálogo y consenso, y no autoritarismo parapetado tras la excusa de una victoria electoral, aunque ésta sea legítima; y un golpe de Estado que ha sumido el país en la confusión y la violencia, dividido políticamente en cinco brazos antagonistas -el Ejército, los islamistas, los movimientos liberales y de izquierdas, los salafistas y los “mubarakistas”- y sometido a la amenaza del yihadismo terrorista, que sacude la península del Sinaí y comienza a ser ya una terrible realidad en el alto Egipto y en la propia capital, escenario de varios atentados.

    Avanzado 2013, el gobierno está en manos de juez que durante años defendió las libertades, pero que cultiva estrechas relaciones con la misma casta militar que domina el estado desde los años cincuenta; el presidente, democráticamente elegido, está encarcelado y sometido a un juicio que amenaza con ahondar aún más la fractura social, y cuyo resultado podría agudizar el extremismo en un país donde afloran los odios sectarios e ideológicos; y la transición -boqueante- trata de sobrevivir y reinventarse bajo el palio de un grupo de cincuenta intelectuales, políticos y hombres de armas y de fe dirigidos, entre otros, por Amr Musa, el ex ministro de Asuntos Exteriores que Mubarak destituyó a mediados de la década pasada cuando su estrella comenzaba a relucir demasiado. cheap albion gold goedkoop nike air max 2017 Este comité, designado al margen del pueblo, tiene previsto presentar en las próximas semanas un texto enmendado a la Constitución aprobada bajo el gobierno islamista, y que antes de ser conocido ya ha sido reprobado por una parte del sector religioso de la población y por movimientos liberales que denuncian la intromisión del Ejército.

    Viciada la atmósfera, dos son los horizontes que parecen dibujarse. Air Max 95 El primero pasaría por la consolidación de un proceso de transición inclusivo en el que todas las fuerzas cedan y cuyo objetivo último sea convertir al Ejército en actor secundario, en mero garante de la seguridad. La flexibilidad y la audacia, aún no demostradas por ninguna de las partes, serían la clave. nike pas cher nike air max 2016 blauw Los Hermanos Musulmanes deben cerrar el capítulo Mursi, recuperar el control de sus bases -alineadas con las facciones más radicales de la cofradía y más proclives a las tesis salafistas-, reconocer sus errores de gestión económica y gobierno, arrinconar sus tradicionales ambiciones proselitistas y entender que el pluralismo -y el laicismo- forma parte del ADN del pueblo egipcio. Herschel Walker Jerseys Esta misma semana, un grupo adscrito al ala más razonable de la Hermandad sugirió la posibilidad de entablar ese diálogo, aunque sin especificar con quien ni en que condiciones. albion gold Adidas Dames En jerga política se diría que es “un paso en la dirección correcta”. Air Jordan 13 Donna el primero e ineludible para afrontar la crisis. buy albion gold Pero parece que aún no es la tendencia mayoritaria en la cofradía.
    Los movimientos liberales e izquierdistas deben, por su parte, concienciarse de que el enemigo común de la futura democracia es el férreo generalato, ampliar su radio de acción para conectar con barrios y aldeas -donde los islamistas (incluidos los salafistas) aún son más fuertes- y comprender que los Hermanos Musulmanes y el islamismo en general no se pueden aislar, están tan arraigados en la sociedad egipcia, que su colaboración y complicidad -a través de un diálogo que fortalezca a su vertiente más moderada y pragmática- se antojan perentorias para el futuro.

    Cartoon: Egypt presidency (medium) by sinann tagged egypt,presidency,morsi,hieroglyphs,balk,walk

    Parece la tarea de Sísifo, pero hay resquicios en los que, como dice Ahmad, aún se albergan optimismos. nike air max Más allá de la cúpula ahora reprimida, hay elementos dentro de la Hermandad que abogan por una vía alternativa a la excluyente que defienden Mursi y el actual guía supremo, Mohamad Badia, y a la intransigente que promocionan aquellos que en las bases -todavía muy amplia y combativa- apuestan por la radicalización e incluso pregonan el fanatismo. buy albion silver asics onitsuka tiger hombre fjallraven kanken large 20 L Solos, sin apenas relevancia, demandan una mano tendida (que ahora no encuentran) tanto del Ejército, como de la Justicia y de los movimientos liberales. Lo contrario tiene aroma a sangre derramada y a odio enquistado. adidas 2017 pas cher Recuerda a la Argelia de los noventa o al Irak contemporáneo. Nike Air Max Baratas En definitiva, a ese segundo confín no deseado, teñido de muerte, represión, pobreza, terrorismo y cobardía.